lunes, 13 de septiembre de 2021

SAN PATRICIO 2021

 



Hoy no es, por casualidad, San Patricio,
es importante para este intenso sirimiri
la onomástica y la cerveza…
También, al fondo, unos árboles desconocidos
desafían al invierno y explotan tímidamente.
Y claro, gente que viene y va, gente que viene y va,
esto es una ciudad, pequeña, en el norte,
gente que sube, gente que baja,
entre dos amores, una mandarina
se desnuda como una nube sobre la mesa.
Pasan locos, algunos llevan perro,
hay más galgos que nunca en esta ciudad,
pequeña ciudad del norte
con hermosos árboles que dispensan
alegrías prematuras: moradas, rosa ciclamen, granates…
Hace cuarenta y cinco años menos ocho horas
se me cayó un beso en un banco de granito
que olía a hachís y a vainilla y a desastre.
Todavía no sabíamos que era San Patricio
ni que no nos volveríamos a ver nunca
mondando pequeños cítricos aromáticos
que alguna vez llegaron de la China…
Hay gente que detiene el tránsito para mirarme
como queriéndome informar
que los pujantes árboles anónimos del fondo
son ciclamores, que los perros no los mean
y que uno no se puede ahorcar en ellos
por más lluvia tonta que le empape el pelo cano…

No hay comentarios:

Bien pensado...

  Si lo pienso bien creo que puedo asumir que la infancia es mi única patria, que no me ofendí cuando me dijeron comunista aunque ...