miércoles, 18 de mayo de 2022

En la onda


 

Yo sería un gran muerto.

Mis vicios entonces lucirían como joyas antiguas

con esos deliciosos colores del veneno.

Habría flores de todos los aromas en mi tumba

e imitarían los adolescentes mis gestos de júbilo,

mis ocultas palabras de congoja.

Tal vez alguien diría que fui leal y fui bueno.

Pero solamente tú recordarías

mi manera de mirar a los ojos.

(R. Dalton)



 

… taba ahí, entre mirando problemas de porcentajes para un alumno que los tiene a medio tragar y entre dibujando ojos argelinos cuando por algún lado, puro azar, me ha aparecido Roque Dalton. Yo amo a Roque Dalton. Me deleita Roque Dalton. Alguna vez quise ser Roque Dalton, hasta ansié morir como Roque Dalton. Abandono los porcentajes y los ojos sin miramientos y voy descubriendo, de a poco, cómo Roque tuvo una medio hermana, Margarita, que tuvo el valor de pedir matrimonio a un colega para poder  marchar de México a Cuba. Que tuvo las agallas para casarse con ese colega y para irse a seguir definitivamente a Fidel en su campaña de alfabetización ecuménica. Descubro así, en el mismo torbellino de azares, que el individuo que aceptó casarse con ella, matrimonio que duró un mes, fue el cuate José Agustín, reconocido escritor mexicano. ¿Y quién es el tal José Agustín, me pregunto? Pues nada menos que uno de los componentes de la denominada «Literatura de la Onda». La literatura de ¡la Onda!, ahí es … Mi profuso conocimiento de los seriales mexicanos hace que no ignore que tal título nada tiene que ver con esa parte de la Física que profundiza en la acústica ni pendejadas por el estilo y… una cosa lleva a la otra y la otra a la de más allá y así llego a Parménides García Saldaña y a su novela «Pasto verde», que llevo una hora tragándome sin miramiento alguno. Es… ,como lo diría, como si Gael García me estuviera recitando a Borroughs a toda hostia… ¿Qué porcentaje de enajenados chingados andarán ahorita al pedo con don Parménides le preguntaría a mi alum…?

Nada tiro

  Todo es importante. Tú, sin duda, formas parte de mi historia y ahora te recuerdas a mi lado, borracho en un pueblito cerca de Lerma, Burg...