lunes, 22 de octubre de 2012

Crece doble recuerdo Alejandra




A

El hombre que fuma
consume el sueño donde habita.
El sol es una palabra
que alberga un sol.
Yo soy quien fuma tu soledad
y no albergo una sombra incierta.
He amanecido del lado de la cama
donde menos estrellas había.
Sin embargo, lo reconozco,
había estrellas.
Es lo importante, mujer...

B

Alejandra ha salido del humo
y ahora lee mi turbio poema,
lo anda como sampedrito,
dividiéndose
entre ella misma
y una alegría infundada.
Alejandra sólo puede ser así,
como un comienzo siempre...

En la onda

  Yo sería un gran muerto. Mis vicios entonces lucirían como joyas antiguas con esos deliciosos colores del veneno. Habría flores de t...