Poema alegre

Llegué hasta el cruce de las zorreras caminando al azar, allí, una soledad amarilla, pero amarilla amarilla, resultaba tan hermosa que le da...