lunes, 14 de junio de 2021

Rita y los aires



 
Rita consiente los besos de los vientos

que rodean el compás de su cintura,

que le danzan una rumba a esa figura

que pasea feliz y nos tiene contentos...

 

Pajaritos  conteniendo los alientos

nos sentamos a sufrir fugaz tortura

de verla representar su singladura:

un delicioso ballet de unos momentos...

 

Dobla aquella esquina y pese al abandono

entona mil bendiciones  la trompeta

del músico solitario cuyo tono

 

le hace los coros al  cobre en la gaveta

y a nuestra desazón con dulce encono.

¡Adiós bermejo ciclón de falda inquieta...!



2 comentarios:

Isabel dijo...

¡Todo lo que me había perdido!
Maravilla de cuento que despierta imágenes, sabores, olores, el clip, clip de las agujas del punto. Nada se pierde, ¡si nos dejan hasta las frases que nos sorprenden al pronunciarlas!, los hábitos, etc.
Eres un gran artista.

Joseba M. dijo...

Gracias, Isabel... Vamos a intentar darle algo de vida a este murillo... ¡¡Un abrazo!!!

En la onda

  Yo sería un gran muerto. Mis vicios entonces lucirían como joyas antiguas con esos deliciosos colores del veneno. Habría flores de t...