miércoles, 30 de enero de 2008

La misma barca: orden, caos...

Si escaparas del caos que toma mi mesa,
si salieses un momento de papeles,
y de gomas, y de tintas y pasteles,
si huyeras de la locura que me apresa,
.
si aflojaras en el lápiz que se espesa,
si dejaras que mis líneas fueran fieles,
si te fueras de mis botes y anaqueles
y de la obsesión que mi arte te profesa,
.
si me dejaras pintar un solo trazo,
si no fueras el programa en mis esquemas,
si no me guiaras, ni abarcaras mi abrazo,
.
si no fueras el recurso de mis temas,
ni existieras por soñarme en tu regazo:
no habría tintas, ni papeles, ni poemas.

7 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Bon día Joseba.
Eres un crack !

Salu2.

Freia dijo...

Siempre me han dado envidia las personas capaces de provocar en otras poemas como éste. A mí sólo me dedicaron uno de joven y resulta que, al año, descubrí que no era propio sino de Blas de Otero.

Selma dijo...

Me das la impresión, gratísima, de que el poema va dirigido única y exclusivamente a quien te lee...Y no creo equivocarme..

Mille bisous.

Tu as un commentaire cherche s'il te plaît...en arrière, plus, plus oui là...;-)

Hilvanes Y Retales dijo...

Ayer leí este poema tuyo. Hoy arranco esta mañana tan poco inspiradora con él. Creo que así estos papeles que nunca me pesaron y siempre fueron lo mejor para mi, hoy adquirirán un nuevo color.

Joseba M. dijo...

Freia,
sería de Otero (que no es moco de pavo, eh) pero iba dedicado a ti... Que te dediquen versos es lindo, pero no siempre posible. pero, dime ¿cuántas miradas te han dedicado mejores que el mejor soneto? ¿Cuántas caricias, sino?

Bonjour, Selma,
dedicado a quienes me leen, sí, que algunos sois, cosa que os agradezco, en especial mi vanidad... El tema del soneto es, coincidiremos, un lugar común en la poesía: «ni contigo, ni sin ti...», el amor, vamos.
Un bisou

Joseba M. dijo...

Querida modista,
espero que los hilvanes de mi pobre verso cosan en tu rostro, al menos, un retal:
el de una amable sonrisa que alumbre toda tu mañana y la de los que la disfruten.
Un abrazo y gracias.

Anónimo dijo...

A veces, cuando te leo, comulgo con el canibalismo.