viernes, 25 de enero de 2008

Sueño

Esta noche, en uno de esos sueños guiados que me procuro, había un ciego que me decía que era astrónomo. Por supuesto que intuyó mi mirada perpleja, después de todo era también un sabio, y entonces se llevó una mano al pecho. «Sí, observo todos estos soles, y estas lunas, y estas estrellas».

Hoy he llegado tarde a trabajar, sin afeitar, sin cepillarme, sin abalorios, con una sonrisa estúpida....



6 comentarios:

núcleo_interno dijo...

Inmenso sueño en tan pocas líneas. Que te los sigas procurando parecidos para regocijo de los que te leemos sin tregua.

Hilvanes Y Retales dijo...

Y como se procuran los sueños? Que curioso. Termina por quedarse como costumbre el distribuir los abalorios por la anatomía de camino al trabajo. Aunque te hayas levantado dos horas antes. NO sé, no sé, la verdad, en que empleo el tiempo.

Arroyo dijo...

Ez al gara, bada, guztiok astronomo itsuak?

Izena duen oro da.

Huranon hegaztia diot eta da.
Azufredun malaria diot eta da.
Maitasun urdina diot eta da.
Putzu ameslaria diot eta da.

Izena duen oro da.

Ez al duzu ikusten Huranon hegaztia malaria urdinak jota azufredun putzuan hego sukartiak astintzen?

Horrela bada, zu ere bazara.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Y los sueños,sueños son.

Catalina Zentner dijo...

La sabiduría de los locos en el sueño de un poeta...

Memorial de Silencios
Cofre de Haikú
De Ausencias y Soledad
El Mundo de Wilhemina Queen.
Jardín Haikú

Catalina Zentner dijo...

La sabiduría de los locos en el sueño de un poeta...

Memorial de Silencios
Cofre de Haikú
De Ausencias y Soledad
El Mundo de Wilhemina Queen.
Jardín Haikú