martes, 18 de marzo de 2008

Cerrando por vacaciones: 3 sonetos extremeños (o en Extremadura)

Antes de cerrar por vacaciones, cortas pero deseadas, quiero dejarles tres viejos sonetos que aparto del puñado de ellos que descansan en una carpeta del ordenador mezclados con unos también acabados, con otros que son bosquejos de soneto, con algunos que no son más que leves intentos de poema.
Mi viejo coche me depositará, esperemos que bien, en Campanario, tierra de todos mis ancestros, el jueves apenas amanezca. Por eso, los sonetos escogidos son tres que fueron escritos en aquellos pagos, en diferentes veranos y vacaciones pascuales.Había alguno más, pero han sido pulcramente desechados.
No hay mucho que explicar, si acaso abundar en que cada cierto tiempo necesito poner el pie en las calles de un pueblo que guarda un puñado de grandes recuerdos (quizá sensaciones; emociones, tal vez). Todavía soy capaz de extasiarme admirando el planeo inigualable de los aviones (Delichon urbicum) sobre la charca de la Alameda, el ir y venir de las cigüeñas del silo, los cernícalos recuperados...
Este año me llevo al padre, más viudo que nunca, cada vez más perdido en su mirada llena de pozos antiguos. No sé si el rumor de tantas cosas en la vieja casa, el rumor del olvido apilado en algunas callejas, el tibio bisbiseo del espliego, el hinojo y la manzanilla reconfortarán su ánimo desbaratado. No me importa; sé que será difícil que otro año cumpla este viaje y por eso me lo llevo. Aunque llore al franquear los dos umbrales, aunque se derrengue en las polvorientas aneas de las sillas que compró la madre.
Van por él, van para ustedes:


3 sonetos extremeños
1.
Amor: en la reja del surco sin frontera,
línea de verde trigo, adolescente,
gala fugaz de campo que quisiera
inundar los sentidos de simiente.

Amor de silencios y de sudores
y pláticas de sueños vegetales,
tapiz para recónditos amores;
sombra, al fin, de anchos árboles frutales.

La luz retoña nueva, como en celo,
sobre la estepa herida, semimuerta.
Halcones besan nubes con su vuelo.

Hay amor en la laguna abierta
y en el espejo que le ofrece al cielo
para que al alma él abra su puerta.
2. (En Piedraescrita)
La luz se desparrama en duros trancos
Desde el omnipotente mediodía
En el surco arañado de agonía
Que se suicida, triste, en los barrancos.

La dura piedra cuelga sus estancos
Y de extensa se trueca en armonía
Donde se posa en paz la vista mía
Y sueñan solitarios pueblos blancos.

También el río se hace lapidario,
Bordeado de silencio no se agita
Y se dobla llegando al santuario.

He de volver, lo sé, a la marchita
Serena de mi sangre en Campanario,
A la isla cenital de Piedraescrita.
,,,
3. (Desde Magacela)
Sí, claro que veo todas las marcas
que primavera regala: borrones
por el cielo, preñados nubarrones
que multiplicarán por dos las charcas.

La herida amapola, las lilas parcas,
el alto abril de las torres, los sones
de las cigüeñas, ¡hábiles aviones!
¡ese campo que aprietas y no abarcas!

Pero mi verso es como esa amapola,
como la almena ruin de aquel castillo,
que ni es castillo ya, en el cerro sola,

es más que verso: perro lazarillo
para un alma ciega que se arrebola
ante esta inmensidad, como un chiquillo.

16 comentarios:

Selma dijo...

Precioso Joseba!
Suerte tiene tu "aita" de que le lleves, no por última vez habrán otras, al pueblo de sus/tus recuerdos...

Muxu.

Anónimo dijo...

Disfruta de esas deseadas vacaciones. Yo también voy cerrando ya maletas, ordenador y asfalto.
No me espera ningún recuerdo ni paisaje conocido, pero creo que ansío como nunca una chimenea, un amanecer de escarcha y cierto olor a humedad.
Pásalo bien, lleva a tu padre a Orellana y vuelve cargado de versos.
Besos.
Ah! y cuidadín en la carretera, que quiero verte aquí la semana que viene

Joseba M. dijo...

Gracias, Selmatxu, gracias, anónimo...
Lo del aita, Selma, es como un petit homenaje, su salud decae poco a poco... Ojalá pueda volver, sería gran señal, pero lo dudo. Gracias mil. Petons.
Busca, anónimo, ese paisaje por algún lado, no te rindas...
Tranqui, volveré, seguro. Besos.

Freia dijo...

¡Qué necesario es a veces reencontrar los puntos de referencia, reconocernos en ellos! La tierra suele ser el mejor de todos ellos.
Gracias por tus sonetos Joseba. Descansa, cuida de tu padre, mímalo, huele el espliego y deja que la primavera te avasalle.
Siempre es un placer volver a tu casa aunque no pueda hacerlo tan a menudo como quisiera.
Un abrazo enorme.
P.D.Si por un casual te encuentras con la onagra, díle que ya está bien de acaparar al elefante azul para ella sola

Anónimo dijo...

Rendida llevo años. Ya sabes que tengo el cuerpo y el alma inquietos y que lo mío es recorrer mundo en busca nuevos paisajes. Tal vez algún día encuentre donde reposar los sentimientos.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Preciosos los tres sonetos Joseba, pásatelo bien estas mini vacaciones y disfruta del paisaje y sobre todo de tu padre.
Te esperaré a que vuelvas.

Molts petonets.

Eukenixe.

Anónimo dijo...

Pásatelo de miedo, disfruta de tu aita, de tu gente y de tu tierra.

Y felicidades, que hoy es el día del padre.;)


Muxu bat, xarmant hori.

Hilvanes Y Retales dijo...

Feliz día, San José!.
Yo espero que llegue ese día que coga la maleta y diga que voy de vacaciones. Mientras me resigno, como con tantas otras cosas.

Yo he ido perdiendo un poco la fe en aquello que tú tanto y tan sabiamente la depositas, pero yo vivo sin vivir en mi.

Que hermoso parece tu viaje, no solo por llega a esta nuestra tierra, sino por el amor que desprenten tus palabras hacia tu padre.

Espero que disfrutes de nuestros campos, de nuestro aire, de nuestros monumentos. De nuestra gente.

Quién sabe, igual nos cruzamos por alguna calle...

Mega dijo...

"Pero mi verso es como esa amapola,
como la almena ruin de aquel castillo,
que ni es castillo ya, en el cerro sola,

es más que verso: perro lazarillo
para un alma ciega que se arrebola
ante esta inmensidad, como un chiquillo."

Volver al pasado nos convierte siempre en chiquillos.
Que lo disfrutéis tú y tu padre tanto como cuando erais un par de críos sólo.

Abrazos

Belén dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, la verdad es que me he llevado una grata sorpresa...

besicos

Kalma dijo...

Enormes versos y besos
Disfruta del paisaje.

El Viajero Solitario dijo...

Te devuelvo la visita, Joseba.

No soy un gran amante de los sonetos, me da no sé qué obligar a las palabras a una cierta métrica y rima, pero aun así no dejo de reconcer el mérito que tienen.

Saludos.

Bea dijo...

Ecribir sonetos me parece dificilisimo. Y si encima son buenos como estos mas merito aun.
Ay, que dificil es escribir con un teclado ni enes, ni acentos.

María Jesús Lamora dijo...

Enhorabuena.
Abrazos de viento.

Lara dijo...

¿Cuándo abres?

Un beso

Joseba M. dijo...

Reabierto para todos ustedes.
Gracias a todos por pasarse por aquí y dejar sus cerezas, todas sabrosas siempre.
Voy, por otra parte, descubriendo de a poco diversos espacios y maravillándome con la mucha calidad que uno encuentra en la blogosfera.
Apasionante.
Gracias de nuevo. A todos.