viernes, 15 de febrero de 2008

Aire vería

Ella habitaba las estaciones como palabras de asombro. Primero primavera en Pravia. Vería el verano en Verona. Otearía otro otoño en Ostrava o en Otaño. Investiría de invierno su iris en Iverness y en Innsbruck. Y todos los trenes como palíndromos, yendo y viniendo, yendo y viniendo...

3 comentarios:

Lara dijo...

Nadie dice nada aquí, este juego de palabras que ha estallado en mi habitación!

Un beso muy fuerte!!!

Mega dijo...

¡Habitaba el lenguaje del mundo!

Joseba M. dijo...

Las palabras escapando y regresando. En el silencio están también, a la espera... a la espera, espera, espero que el estallido haya iluminado la luz, Lara.
Y verla en Berlín o en Berlanga, leyendo Verlaine, el mundo, Mega...