miércoles, 23 de abril de 2008

Ganbararenak (V)



¿A quién ladran los perros que ladran a la luna?

¿Qué palabra escondes en la mano tras un susto?

¿Es cierto que sabe a sal el agua de un disgusto?

¿Es más real el cielo que refleja la laguna?


No sé de mucha felicidad, apenas una

especie de pasajera paz, y si soy justo

alcanza como mucho a aclarar mi gesto adusto

y los años que he vivido: mi mayor fortuna.


No tengo respuestas y siempre pensé que el viento

No guarda más que brisa agradable sobre un puente.

No busco nidos en esta selva de cemento.


¿Cuál es la muerte que tiene el borracho que miente?

¿Belleza? No la hallarás aquí, en este momento.

Sólo una duda infame que arrasará tu mente...

(Shenen K. Minozz - Antología de poetas ladinos)

11 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Precioso, me ha encantado.

Muxus Joseba.

Sophiste dijo...

A ver cuando me acercaré a eso !!!

un abrazo primo

Joseba M. dijo...

Merci, amics.
Seguimos en ese desván (ganbara), ahí seguimos...
Abrazos azules.

Selma dijo...

¿Es cierto que sabe a sal el agua de un disgusto?

No lo dudes, las lagrimas son amargas y saladas...

Mila muxu Joseba.

Edurne dijo...

Nunca me había parado a pensar en el sabor saldo de las lágrimas de un disgusto...
A lo mejor son más saladas que las de una alegría, o las de un susto, o que las del puro nerviosismo...

Jarraituko dut pentsatzen!
Muxutxuak!

Joseba M. dijo...

Curiosos tanto el afán por ellas como la atracción que las lágrimas del soneto han producido en ustedes dos...
Pasan tantas cosas en el espacio de unas horas. Azarosas, inadvertidas, inicuas... No sé si para pararse tanto a pensar, no sé si bellas. Pero pasan.
Ahora pasa este hermoso abrazo que les apretuja ya...

Mega dijo...

"No busco nidos en esta selva de
cemento"...

Por cierto, pedazo de dibujo el de hoy.
Besos

alaluzdeunaluciernagaazul dijo...

Genial... genial. En serio.

!¿A quién ladran los perros que ladran a la luna?!

me encatna


un besito

Joseba M. dijo...

¿has visto, mega? nada, cualquier día viene Ibarrola hijo y me contrata como negro, jajaja. No es considerado lo más estético el soneto megaalejandrino, pero da pie a lapidarios versos en la línea y... bueno, apetecía...
Un abrazote baobábico, Mega.
¿A qué hadas guían las luciérnagas del norte? ¿Es la luna una miriada de ellas en conjunción cierto día? ¿Nacen con chispas de asombros de niños? Es posible... de tu encanto, nace el mío, es seguro...
Gracias, luciérnaga. Por cierto, hermosos dibujos los de María Simó.

EmPapeLada dijo...

"¿Qué palabra escondes en la mano tras un susto?" Muchas, e indescifrables...

La verdad, creo que este poemilla encierra lo complejo de las diferentes emociones humanas, algo de infelicidad, amargura...

"No sé de mucha felicidad, apenas una especie de pasajera paz" --> esa es mi frase al 100%.

Saludos!

Joseba M. dijo...

Gracias, empapelada,
me alegra que hayas encontrado tantas sensaciones en el sonetillo. Un poco de todo como dice, menos belleza, tal vez. Aunque la belleza, quién sabe, cada cual la ve allí donde otros... La duda, siempre esta duda...
Un saludo.