miércoles, 28 de febrero de 2007

Egunon, txio, egunon



No es precisa ninguna razón especial. Coges y dibujas un pájaro. O coges y dibujas un escarabajo. Pero tampoco tiene por qué no haberla. Puedes estar escribiéndole un saludo matinal a un amigo o a dos amigas y, en lugar del rigor cotidiano de algunas palabras que no tienen por qué dejar de ser lindas, tu «buenos días» se constituyen en un ave sin raza que se da un homenaje en un charco en las marismas...

No hay comentarios: