viernes, 16 de mayo de 2008

Todas las muertes


Nunca muere septiembre,
no caerá nunca su ceniza preotoñal,
y ya tampoco ningún reloj
se atreve a sonar las siete y media.
Todas las muertes están
esperando que llueva un poco más tarde.
Pero la vida es una razón de lujo
cuando sangran los labios
su locura de fuego tibio.
Dime si alguien te ha amado nunca
tan violentamente
con una sola mirada
llena de banderas y temblores.
Confiésame si alguien
ha sido tan tierno con tu miedo
sin apenas ponerte un dedo en la piel.
Declárame si te has sentido
antes más amada que entonces
y
arrancaré la hoja de mi almanaque,
daré cuerda a todos los relojes
y acudiré a mi muerte
sin saber llorar.

15 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Chapeau. Un bello poema de amor.

Salud y República

Sophiste dijo...

Todo un artista completo !
ilustraciones autenticas!
un abrazo

Freia dijo...

Sencillamante soberbio, Joseba

Selma dijo...

Es precioso este poema Joseba, añoraba leer uno tan bello y a la vez tan lleno de pasión...

Mila muxu!

Y me siguen encantando tus dibujos... Todos!

Una ET en Euskadi dijo...

Yo también creo que amar es morir un poco, desvanecerse en la otra persona, perderse en el tiempo sin relojes, me encantó este poema de pasión...como todos los tuyos

en tierra de nadie dijo...

"Todas las muertes están
esperando que llueva un poco más tarde"


Espléndido verso. Espléndido poema. Espléndido final.

ETDN

Joseba M. dijo...

Algunos recuerdos albergan esa doble paradoja: vida y muerte.
Hay adioses que se asientan en secretos aniversarios. Hay deseos que se mueren mil veces en el mismo adiós.
¿Quién no ha muerto alguna vez en un andén viendo su pasado esperando un tren de cercanías?...
Gracias a todos, son un encanto.
Abrazos paquidérmicos.

alaluzdeunaluciernagaazul dijo...

Amar con una mirada... o amar solamente una mirada.
Eso si que sé lo que es.
Y es que las miradas son realmente importantes, preciosas, privilegiadas...

un besito

Edurne dijo...

Amar es morir un poquito cada día. Bella forma de morir... ezta?

Mega dijo...

Precioso y, encima, vibrante.

Un abrazo gordo y fuerte

Joseba M. dijo...

Ah, xixaretxo, como decía el adagio adolescente becqueriano «por uan mirada, un mundo...»
Bai, Edurne, ederra da, baina hiltze horrekin batera berpizkundea ere badator. Dakizunez, dikotomiaz beteta dago bizitza...
Gracias, Megatxu, tus comentarios me hacen vibrar siempre.
Gracias a todas y siéntanse ciclópeamente abrazadas.

Mega dijo...

¿Megatxu?

:-I

(Por un momento he pensado que te referías a Edurne, jaja)

Besos ciclópeos para ti

hawwah dijo...

Y piso la nieve, huella tras huellas, para dejar mi cereza (esto me recuerda a las galletitas chinas con mensaje...pero en poético):

precioso y tierno poema...

besos

Freia dijo...

Joseba, ¿va todo bien por ahí? Un besazo

Una ET en Euskadi dijo...

¿Qué pasa bebé? ¿Por donde andás?Bueno...agur
PD: ¡ahi va! que ésto no es el messenger, me olvidaba...