viernes, 9 de mayo de 2008

Dos cositas


16 comentarios:

Anónimo dijo...

Un tiempo muy bien invertido. Un beso.

errata

Edurne dijo...

Muy bueno, todo... las palabras, los colores, las miradas...!

Una ET en Euskadi dijo...

Me sigue sorprendiendo que a una negada para la poesía como yo, le sigan enganchando tus verso....¡Un poema, chaval, un poema!

Selma dijo...

Eres una caja de sorpresas Joseba, y de las buenas, precioso poema multicolor...

PD:Junto con las dos Entradas anteriores además te superas día a día como dibujante...

Muxu.

Por cierto con esta van 4 las veces que escribo las letritas de marras

Ricardo J. Román dijo...

Hola, que buen blog tienes. Me ha gustado venir a visitarte. Lo haré nuevamente en cuanto pueda.

Saludos.-

Catalina Zentner dijo...

Bañarme en la tinta de las faltas que cometas...¡eso es lo mío!
Un abrazo, las cerezas están deliciosas.

Anab dijo...

Me encantó el poema, y el dibujo, y tengo que dejarte porque voy a continuar excuseando en tu blog.
Besos castuos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me ha encantado el poema y los colorines.

petonets Joseba.

alaluzdeunaluciernagaazul dijo...

Me encanta.. no slo el poema en sí sino tb la forma en la que está escrito... :)

precioso de verdad

un besito

en tierra de nadie dijo...

Dejo mi cereza en este espacio nevado (que no frío, ni mucho menos) y agradezco tu visita y comentario.

¡Nos leemos!

ETDN

Joseba M. dijo...

Gracias a ustedes todos por comentarios, visitas y parabienes.
Siéntanse todos abrazados y acariciados por mi azulada trompa.
Seguiremos sacudiendo el cerezo como podamos.
Abrazos, hermanos.

Anab dijo...

Estimado elefante de trompa azul, sólo acudo una vez más para decirle que ya sustraje la frase de su señora madre, y la coloqué en mi blog.
Besos gordos a su delicada y azul trompa.
Por cierto, ¿ha pensado usted que sería el novio perfecto para Ely, la elefanta amiga de Pocoyo?
Saludos

Joseba M. dijo...

Gracias, anab,
por el comentario y por el piropo con respecto a Ely, que es una elefantita preciosa pero... algún día sabrá usted la historia de cómo el corazón de Ganex (el elefante azul)quedó prendado de una hermosa burrita silvestre, Shilann, hija del jefe de los onagros del Risco de... pero, pero... ese cuento está aún sin acabar (llevo más de 3 años con él... snifs) y deberá usted esperar a verlo colgado con sus dibujitos y demás ornamentos y zarandajas...
Achuchones narigudos para usted, mi castúa amiga.

Enrique Páez dijo...

Qué contradicción: El soneto, cuanto menos se nota, más me gusta. ¿Será un oxímoron?

Freia dijo...

Incríble el soneto y la manera de darle forma. Me gustan hasta los plagiados dorremifasoles.
Un abrazo

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

muy lindo...