viernes, 17 de octubre de 2008

De 'El asno en globo': Antología de poetas ladinos

A.H.Znusz Gallardo, en su sección poética habitual de la revista del sanatorio, nos regala, en el nº 27, una selección de poemas de (¿apócrifos?) poetas que él llama ladinos. Quiero pensar que se trata, si existen, de vates sefarditas, como quizá lo fue el mismo autor del espacio reseñado.
De la veintena de poemas reflejados, he seleccionado los cuatro siguientes, atendidendo únicamente a un, como es lógico, muy discutible gusto personal:

¿Quién pugnará, alzando sus manos 
con el viento por que cese? 
¿Quién alumbrará la rosa 
que maginifique los campos de centeno? 
¿Quién tejería un válido preludio 
a este mísero poema? 
Estoy lejos de cualquier recuerdo 
pero no tiene consistencia el eco. 
Ni tampoco nada me responde...
(Gustav Ruy Shlommec)

Doble engranaje, 
música doble es. 
Un tamtam en una octava 
pero pulso y tuyo es 
y tuyo y tú 
donde tú vas, va. 
La caricia de tu estampa 
y te extrae los fríos. Sí. 
(Ariel Peres Lipck)

¿A quién ladran los perros que ladran a la luna? 
¿Qué palabra escondes en la mano tras un susto? 
¿Es cierto que sabe a sal el agua de un disgusto? 
¿Es más real el cielo que refleja la laguna? 

No sé de mucha felicidad, apenas una 
especie de pasajera paz, y si soy justo 
alcanza como mucho a aclarar mi gesto adusto 
y los años que he vivido: mi mayor fortuna. 

No tengo respuestas y siempre pensé que el viento 
No guarda más que brisa agradable sobre un puente. 
No busco nidos en esta selva de cemento. 

¿Cuál es la muerte que tiene el borracho que miente? 
¿Belleza? No la hallarás aquí, en este momento. 
Sólo una duda infame que arrasará tu mente... 
(Shennen K. Minnoz)

Mira ese silencio 
que se turba de nostalgia, 
asume la tristeza que acoge 
la venganza 
de un regocijo no tan lejano 
como aquella nieve en tu ventana, 
como aquella lluvia algún día 
te lavaba el alma. 
Nieva, el almanaque 
dice que nieva. Calma. 
¡Que bien se miden en la nieve 
la luz, la luz y la distancia! 
(Yoshbaz Molay) 

5 comentarios:

SELMA dijo...

AHZG... GASY.... casi!!!!( no me hagas caso ;-)
Pero Joseba, seguro...Y bien elegidos están... Volvamos a la Revista del Sanatorio...
Mila muxu... mila.

Edurne dijo...

Revista del sanatorio???
Quesquesé?

Una ET en Euskadi dijo...

Bueno Revista del Sanatorio no parece sonar muy poético pero puedo si asegurar que lo que dice Minnoz es verdad; el agua de un disgusto sabe a sal

Una ET en Euskadi dijo...

Otra cosa, me encanta la vaca que dibujaste...

Joseba M. dijo...

La revista en cuestión es «El asno en globo» y la editaban los locos de mi sanatorio favorito. Es una historia que viene de muy lejos y que quizá les obligue, si siguen interesados, a pasearse por las entradas prehistóricas de este blog que se llama «Cerezas...» lo mismo que pudo haberse llamado como la revista que tanto les nombro y cuya colección completa yace por los rincones de mi desván, luego de robarla con la anuencia del sabio director del centro de salud mental referido.
Lo mejor de todo es que, en ocasiones, ya no sé cuando es la revista y cuando es el blog. ¿Será grave?
Seguiremos informando...
Besos luneros.