jueves, 28 de agosto de 2008

Crepúsculos

Boomp3.com


Otros años me la he pasado retratando nubes con enojosa y torpe obsesión. Es lo malo de que una cámara más o menos decente caiga en manos de un dominguero irredento. Suelo tener, cuando menos, el buen gusto de no torturar visitas con el pase interminable de 400 diapositivas de diversos cúmulos, cirros nimbos e incluso estratos. O con el de 300 crepúsculos (¡hermosísísmosss!!) como es el caso de este verano en que he estado casi a diario aupándome a diferentes tapias y encaramándome a más de un poco fiable muro de pizarra...
Ustedes pueden perfectamente saltarse esta entrada que no mejorará las mil y una presentaciones que seguramente les llegan por mail con impresionantes fotos de atolones, islas paradisíacas y rincones inéditos. Yo apenas les dejo cuatro o cinco (o seis) de mi corto veraneo sureño. Hay más, puedo jurarlo, pero dejaremos que reposen de momento en hermosa carpeta de imágenes perdida en mi ordenador...
La que reposa sobre estas líneas es de uno de los prodigiosos atardeceres que se pintan en el enclave de la desembocadura del Guadalquivir y que el buen amigo Marco ponderó mil y una vez con denuedo. Se quedó corto en sus apologías: hay una luz que te saca de ti mismo en esos últimos instantes y que no deja de ser única. Como, tal vez, lo sean también los demás atardeceres que les ofrezco.



Éste de la segunda fotografía dibuja el cerro de Magacela recibiendo al sol. La tarde tostaba naranjas en el horizonte, desparramándose de púrpuras y viejas chaquetas de ante...




Sentado en la terraza del bar de la Laguna, con una fresquita, cuatro aceitunas y el repliegue vespertino de los aviones y las golondrinas que limpian la charca, el día 13 nos dejaba con este cielo. Éramos cuatro y callábamos. Empezaba el relevo de los »murciégales» y Matisse estaba muy cerca.



Y, claro, en Orellana también anochece con un arrebato de fuegos que te aquietan en el asiento. El libro resbala al regazo, la luz te avasalla de fulgores insospechados.
Pero no se lo digáis a nadie...




Y un poco antes...





Y un poco después...

11 comentarios:

Una ET en Euskadi dijo...

¡¡hermosísísmosss!!
No se cuando me lo perdí,pero no conocía tu muchísima afición a las fotos txulas...A propósito, ese txulazo de la primera ¿sos vos?

PD:¡Guau!...¡Papito!...¡Pzzz!...¡Churrasco!

Edurne dijo...

Nik, sentitzen dut, baina gure zitari uko egin nion.. gogoratzen duzu, abuztuaren 5ean... Cádiz aldera...? Botxoti k ibili nintzen orduntxe... baina,tira, ardotxo hori, bardin hartu nuen!
Argazkiak zoragarri politak, txo!
Eguna bukatzear, oparitxo ederra uzten digu Naturak... aiiiissss!
Besarkada jatorrak y olé!

Joseba M. dijo...

En efecto, el txulazo que casi oculta la puesta de sol, soy yo. Tuve que esforzarme sobrenatura, aguantando el aire, por que el elefante no aplastara la naranja... Lo de churrasco, mola, no te lo voy a negar... ¡Un abrasote, pampera!
Ieepaa, Edurne!! Ez kezkatu ardo horrexegatik, neska. Egunak horretarako egon badaude eta Bilbo, munduko hiririk handiena bada ere, beti dauka bazterreren bat bapatean, nahi gabe, zas! topatzeko. Espero dut dena ongi izatea.
Un bezazo, quiya!

Ainhoa dijo...

Gracias por tu comentario. Sí, lo de la canción me interesa, me encanta Ismael Serrano, la voy a buscar. A ver si paso otro día por tu blog con más clama. De momento te comento que tus fotos son preciosas!!!
Hurrengorarte!!!

María dijo...

Hola Joseba:

Vengo a darte las gracias por haber visitado mi blog y por haberme dejado el regalo de tu huella con tus palabras, porque gracias a ellas, ahora puedo estar en tu magnífico blog, me ha encantado, y con tu permiso le dejo enlazado al mío porque me gustaría seguirle muy de cerca siempre que el tiempo me lo permita.

Veo que haces fotografías impresionantes, con unas vistas de alucine, y de cine, me han encantado, al igual que tu blog me ha parecido precioso, por lo que te doy las gracias por haber descubierto el mío porque es de la manera que yo he podido descubrir el tuyo.

Muchísimas gracias por todo.

Un beso.

Antonia Romero dijo...

Entre mi marido y mi hijo han hecho 1100 fotos de Budapest, Viena y Praga. Ahora me tocará a mí hacer un bonito "y reducido" montaje para poder difrutar de ello sin que nadie caiga muerto de aburrimiento. Muy bonitas las fotos. Saludos

Joseba M. dijo...

Seguro, Ainhoa, que te va a gustar, y más después de haber visto la película... Un abrazo.
Gracias a ti, María, sigo leyéndote con regularidad. Un enorme placer.
¡¡Antonia!! Bienvenida, compañera... ohh, Praga es mi sueño eterno. Sueño que, con algo de suerte, quizá se cumpla en la próxima Semana Santa. Gracias por la visita. Te leo por tus lares... Abrazos.

SELMA dijo...

Joseba no me llegan impresionantes fotos de atolones, islas paradisíacas y rincones inéditos... No, y de lejos prefiero tus puestas de sol, y esta silueta, la primera foto...

Mila muxu Joseba... Gracías por tu visita en la Jaima... Estoy en ello... pero poco a poco...

Mega dijo...

Buenas, estimado Joseba. Muy bonitas tus fotos de verano. ¡Se te ve muy majo en la fotooooo!

;-P

Besos (y gracias, como siempre, por tus palabras)

Raquel Fernández dijo...

Bellísimas fotos. Pasé a agradecerte tu cálida visita y me quedé prendada de estos crepúsculos. Hermoso blog.
Un beso grande.

Joseba M. dijo...

Gracias a todo el mundo por sus visitas y hermosas palabras. Cuando mengüe un poco el agobio de matrículas que llevamos por aquí intentaré darle algo de lustre preotoñal a este su blog de ustedes.
Se les quiere a todos.
Ánimo, Selmatxu; rebienhallada, Mega; ésta es su casa, Raquel...