jueves, 21 de agosto de 2008

Sanlúcar, 07-08




La voz tenía razón:
fui doble sin remedio,
escapando
por el mismo río
de mi límite.
Y más geométrico
pudriéndome
tras los ojos
que me multiplican
porque doblan
el coraje de la envidia
cuando el sol
pugna con la muerte
la belleza que mata.
El mar, entonces,
no está
más que para azogue
y otros llantos.
Cada minuto
era otro rubí,
la baranda, la reja feliz...

12 comentarios:

Freia dijo...

Un abrazo muy fuerte Joseba

Joseba M. dijo...

Gracias, Freia,
me has pillado casi que con las manos en la masa...
Por aquí andamos ya de regreso, amiga. Todo bien ;-)
Espero que por allí, más allá de tragedias aéreas horribles, la cosa esté lo mismo.
Un abrazo gigante, madame.

SELMA dijo...

Te añorabamos Joseba...
Un abrazo y un muxu muy cariñoso.

Joseba M. dijo...

Hola, Selma,
espero que tus vacaciones vayan lindas.
Un besote.

Una ET en Euskadi dijo...

¡Ahi va! ¡Qué sorpresa! Y yo que pasaba por aquí solo a reclamar tu presencia y aquí te encuentro...

¿Y? ¿Qué tal? ¿Pudiste ver muchos atardeceres como éste? A veces la belleza mata..¿O era la envidia?

Joseba M. dijo...

He visto quince atardeceres. He muerto quince veces quince.
Éste fue en Sanlúcar y fue inenarrable. Iba avisado de cómo eran pero ni modo...
La envidia nos quiere hacer bellos, pero mata en algún modo ineludible.
Y sin embargo...
Un placer, saludarte, che...

(¿Qué tal fue la Blanca? Acá andamos de Grande... mañana me doy un homenaje en la capi...)

hawwah dijo...

algunas voces siempre llevan razón...como la voz del mar...

hermoso atardeder:)

besos

Joseba M. dijo...

Cierto, hawwah, el mar cuando habla, habla...
Gracias por tu visita, mi palindrómica amiga... Un abrazo.

Anónimo dijo...

Contundente poema; idílico atardecer quince veces fuera del orden.
Un besote.
Errata

Joseba M. dijo...

¡Mi querida Errata!
Tengo un montón de pésimas fotos de magníficos atardeceres y, además, un pequeño txio piando en la ventana, guareciéndose de la fea lluvia que hay hoy.
¿Querrá esto decir algo?
Un besote vacacional.

¿Por dónde andas errando?

Isabel dijo...

El sol es una belleza que mata si lo miras de frente en los atardeceres de Cádiz y alrededores.
Precioso poema.

Joseba M. dijo...

Hay muertes tan leves, Isabel...
Gracias por tu visita... ¿gaditana?