miércoles, 5 de diciembre de 2007

Odio a tu gato

En el espacio que tu gato ocupa
hago de todo mi odio buen empleo,
sólo quiero matarlo si lo veo,
quitarlo de tu mano me preocupa.

Su estancia por tu entorno ya con lupa
celando voy, y lo tengo por tan feo
que odiándolo disfruto y me recreo.
¡Cuánta envidia en mi corazón se agrupa!

No aguanto esa mirada indiferente
que acoge tu caricia todo el rato,
cual si no lo tocaras ¡repelente!

Si en el regazo lo hallo te lo mato,
robándome tu seno, intransigente.
No hay remedio, mi amor, odio a tu gato...

No hay comentarios: