martes, 3 de julio de 2007

Fuera, dentro

I

Aquí estoy, me has limpiado

Unas arrugas, aquí estoy,
En esta ciudad, en la ciudad
Que ya no nombro.
El sol se apaga, enciendo
Un poema,
Un cigarrillo,
Una sonrisa enciendo.
El resto lo enciendas tú,
Apaga los preludios,
Quiero arrugarme en tus dedos,
En esta ciudad,
Sin el sol,
Con la sonrisa borrada
De besos marrones,
Sin preludios,
Arrugarme
Fuera de este poema
Que apago. Ya.
Aquí estoy.


II

Filtro de la esperanza
roza
este silencio absoluto
la red donde
trama la tarde
todo el olvido
de ti
cada segundo.
Estoy en la nube
que pestañea
tras la tierna flor
del cerezo
que acoge
el manto imposible
de arropar tu miedo.
Abre los ojos
y sabe que eres tú
todo el vapor
todo el aliento
que constituye esa tarde
donde desmayabas
mi ausencia
en roja y futura carne
de labios que han de ser
la esencia
de tu fotografía.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Imaginando...

Anónimo dijo...

Como casi siempre, yo soy.

Joseba M. dijo...

Siempre se agradecen los comentarios aunque sean, como casi siempre, tan crípticos y tan anónimos. No ignoro que éste no es el sitio más indicado para ningún debate, pero reconozco cierto prurito de curiosidad por saber quién los hace. Si algún se animan... 'Aquí estoy...?
Joseba

Anónimo dijo...

La persona del segundo comentario soy yo.

: )

Anónimo dijo...

Y YO LA DEL PRIMERO TERCERA

Anónimo dijo...

¿Ves, pececillo, por qué es mejor no iniciar siquiera un amago de comunicación de ida y vuelta?

Anónimo dijo...

io sono del 5º4ª pececillo. piu belo tuto

Joseba M. dijo...

Compruebo, extasiado, que la edición de este poema 'Fuera, dentro' ha causado furor entre todos ustedes. Y luego dicen que la poesía no tiene futuro... gracias, amigos...