miércoles, 10 de diciembre de 2008

Nuevo inventario, nuevo adiós, mismo amor...


"En el sueño del amante,
ella perfecta y violeta..."
(D.Errota)


Una tarde se acabó la vida
aplastada de demasiada vida.
Queda una plaza que no acalla el recuerdo,
queda un paseo corto,
queda un abrazo derrotado
por un beso derrotado
por un empuje derrotado
por una lágrima derrotada
por una felicidad muerta
delante de un cristal
detrás de una plaza
dentro de una ciudad
fuera ya de todos los sueños...

(«El olvido crece bicicletas, Alejandra»; poema 53)

5 comentarios:

koldo dijo...

¿Sabes lo bueno de la vida en la tierra?
Que después del invierno vuelve la primavera.

SELMA dijo...

... y floreceran los cerezos...
Si Joseba, si...

Un abrazo enorme y cariñoso de Selmatxu.

Una ET en Euskadi dijo...

...y además seguirás escribiendo y una tarde tomaremos un café en Barakaldo y daremos el paseo corto que queda...
Muxus

mammamia dijo...

Y seguirás siendo ese maravilloso elefante azul

Augusta II dijo...

Sí, todo vuelve a florecer, pero siempre queda ese recuerdo, aunque lejano, de "vida aplastada de demasiada vida".

Bueno, claro, que entonces ya se ve y se recuerda de otra manera, oiga, que no quiero yo parecer derrotista desde primera hora de la mañana.

Besos.