viernes, 7 de mayo de 2010

No te sé, no...


Cómo osar escribir el poema

que tu piel requiere,

los sonetos que exhala tu ternura,

los ritmos que animan

alrededor de tu sexo

la casida memorable

del libro de tu cuerpo

tan estremecido

que ya no me necesita...

8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Ese "dativo de soliedariedade", me llegó al alma.

Joseba M. dijo...

¿Moitas graciñas?
Gracias, María Jesús por visitarme y por tu comentario...
Un abrazo.

koldo dijo...

¿Es una chica árabe, la destinataria?
¿Por eso la casida? ¿O nada que ver?

Joseba M. dijo...

O una a quien le guste Lorca... O esa perfecta mujer donde se condensa tanta poe...
¡Estás en todas, txo! así me gusta, al loro...
Un abrazo y pasa buen finde, Koldo. Aquí a ver si el cielo nos da una leve tregua y el Athletic despi... bueno, no, mejor olvidarse ...

Anónimo dijo...

Echale un ojo a esta web.
http://www.bubok.com/

Muxu bat. :)

Anónimo dijo...

Echale un ojo a esta web.

http://www.bubok.com/

Muxu bat. :)

Isabel dijo...

¿Sabemos acaso qué necesita ese otro que no somos?

Joseba M. dijo...

Dudo incluso si deberíamos saberlo... Pero quizá lo importante sea sólo tener que intentarlo...
Un abrazo, Isabel...